miércoles, 22 de mayo de 2013

Mi lugar en el mundo

"Un murmullo azul como un cascabel,
Un viento salado que se mete en las venas"
Jorge Drexler.

El Atlántico me seduce y hay que volver. Pero debería quedarme ante su violencia. Rendirme para siempre ante su poder. Construirme yo también una ventana sobre paredes blancas. Que el gato cuelgue  del borde y haya flores diminutas en la mesa que desgasta el amarillo. La noche, detenida siempre en las 7:36, cuando la copa está medio llena y medio vacía. Cuando el aliento emana aceitunas y la mirada destila perversiones escritas en los dedos y la espalda. Ojos de piscina azul y la sal removiendo vergüenzas. Pasos de bossa nova por todo el cuarto. Y el rugido profundo del salitre siempre allí. Cuando amanezca, haremos café. El amor al fondo de la taza.

2 comentarios:

wasarry Say nO MOre dijo...

Hermoso! Que sea el amor, poeta y que sea lo que sea! :)

Daniela Cruz Gil dijo...

Que sea... :)