martes, 27 de mayo de 2008

Análisis de fondo

No se nos hizo tarde. Solo que no eras tú el corazón agitado y yo no era mariposa de alas abiertas. El ser sentenció nuestra guerra a una simple escaramuza de infantes. De este dolor ingenuo te quedan las ganas de volar al infinito conmigo, yo espero otro azul que tome la brocha presagiando el ocaso.

miércoles, 14 de mayo de 2008

Feriado del Trabajo y Feria

Como prometí en el post anterior, hay que hablar de la Feria del Libro 2008 y sus calores, de la lluvia y otros aciertos del tiempo. Hay que escribir sobre los Junot y Walcott que no ví, sobre los libros de amigos que se presentaron (Arlyn y Carlos: niños libro!!!!).

Me permito decir algo sobre las largas filas del Metro, las premiaciones que no incluyeron mi nombre, las metamorfosis hechas camisetas, la persecución de un cepillo de dientes (saludos, Evelyn), las filmaciones de películas en el Conde, las canciones de Jesús Mullens en Casa de Teatro, los cafés de Café Bohemio (ay señor Llibre)...

Podría abundar muchísimo sobre si la gente estaba más interesada en las actividades que años anteriores, que si los libros estaban + o - en precios, cantaletear la necesidad de ir y visitarla por más días y con más recursos monetarios.

Quisiera mostrar las imágenes que se están alojando en mi memoria, no las que certifican mi presencia. Quisiera o mejor, desearía (¿Arlyn?!) detallar minuciosa y antojadizamente mis dos visitas, la post graduación de la UASD de la sus que escribe y la del feriado del Trabajo, ésta última la que más disfruté. Pero, no se podrá.

¿Razones? Para cuando mi fuente de quincenas felices me deje tiempo libre, ya las elecciones, que son el tema actual, habrán borrado las perspectivas alegres de la fiesta de las palabras. Y las madres y sus regalos de obligación consumista nos tendrán calculando presupuestos y evitando helados de yogurt.

viernes, 9 de mayo de 2008

De la Feria y otros abriles

Aunque esto es un sacrilegio, debido a los excesos en el trabajo que pagó mis incursiones feriales, no he tenido tiempo de relatar mis impresiones de las visitas a la XI Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2008 (respiren conmigo).

La deuda está por pagarse...

jueves, 1 de mayo de 2008

Las pesadillas gringas

Dicen que es mejor el odio que la ignorancia, o sea es mejor que te odien a que te ignoren o te olviden. Nos odian, no nos quieren ver, pero estamos ahí, aunque sea como pesadilla. Como los antagonistas de novela que nos causan repulsa, pero episodio tras episodio los recordamos y nos molestan. Estamos en las factorías, en las calles, en las universidades, en las bodegas; silenciosos a veces, bullangueros las más, pero estamos.

Junot Díaz, especial representante de quienes están allá, en los USA, le dijo a El País lo que temíamos fuera cierto: somos la pesadilla gringa, las pesadillas las tienen en español. Pero al menos somos algo. Si del amor al odio solo hay un paso, de la pesadilla al sueño...