lunes, 27 de abril de 2009

Después de abril 26

"Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos".

Y Neruda tenía razón. El Pablo tuvo la razón. Hemos cambiado en el camino, hemos tomado rutas diferentes y hablamos con otras voces, adultas, maduras, propias. Ya no nos tiembla el pulso para empuñar unos versos, tampoco el corazón para amar. Hemos ido trazando nuestros rumbos con cuidado y prisa.

Estamos abriendo nuevas puertas y descubriendo nuevas realidades. Estamos, ahora, viviendo.


(Así somos ahora los conjurados por la poesía y las palabras.)

3 comentarios:

Schleiden dijo...

Merci pour l'envoi chere.
Tes mots me sont toujours chers et forts, poete jusqu'aux moelles des os.


Schleiden

Henry dijo...

Se trata de crecer poeta, de respirar poeta, de vivir, de vivir, poeta.

la pequena arara dijo...

Schleiden: Merci pour tes paroles.

Henry: se trata de eso, y nada más.

Gracias a ambos por pasar por acá.