viernes, 7 de junio de 2013

Zapatos amarillos

Había nacido, como todos, descalza. Y era rotundamente mujer. Sus pocas horas al aire y sonreía. Tenía una madre que insistía, como primer gesto mundano, en calzarla con zapatos amarillos.

No hay comentarios: