sábado, 9 de febrero de 2008

Antes de la avalancha roja

En los próximos días empezarán las hordas de escarlata color. La publicidad ya te amenaza con agruparte de dos en dos, en las empresas comentan las numerosas flores, chocolates y otros enseres esperados. Los anillos de amor eterno hasta agosto, las bodas, los sí...

Y los que hacemos de cada día una oda al amor deseamos fervientemente que Semana Santa acoja en su arenoso seno el alma de quien en el mundo se llama día del amor, la amistad o san valentín (sí, en minúsculas, porque no me merecen ningún respeto; así se escriben los nombres comunes).

2 comentarios:

Carlos dijo...

faltò la canciòn al ritmo de bachata, las promesas de eternidad y un par de tragos a ver si lo floja facil (no podemos negar que en momentos los hombres-me incluyo- solemos ser un perros sarnoso sin sentimentalismo, todo por lo que se va a conseguir).

Asi que celebremos con camisa negra este san valentin mercadeado e insensible.

Carlos.

jCarlos dijo...

Saludos ,me pare aqui solo a cojer un carrito de la A, pero creo que voy a tener que cruzar del otro lao porque los de la N co me dan chance...