jueves, 21 de febrero de 2008

Luego de la tragedia

Lo más difícil después que la tormenta de rojo caudal nos arropa y arrastra, es volver a la rutina. Eso, para quienes forman parte de la comparza de corazones, regalos, chocolates y demás para el ser amado/a.

Para los que tratamos cada día de hacer sentir a nuestros cercanos que estamos ahí con los detalles de la cotidianidad, es simple, porque no nos sumamos a...

Qué más da?

Gracias a Dios se acabó la fiesta roja, tenemos carnaval hasta el 27 y la campaña electoral sigue. De Fidel, Britney, los Oscars y demás productos mediáticos podemos hablar mañana.

No hay comentarios: