viernes, 12 de diciembre de 2008

No saber

Es una de las situaciones más difíciles en las labores de escritura. No importa el clima, ni las noticias, ni los desastres de los artistas; no importan los precios de los combustibles, ni las huelgas de la UASD; tampoco tienen valor las actividades navideñas, ni el doble, ni los bonos, ni el ponche, ni los vinos, si habrá o no telera en Navidad; no es relevante el nombre que les ponen a sus hijos los famosos, ni los adornos de reno que se ponen en los rodajes de las películas, ni el dolor de cabeza que nos quedará en enero.

Nada de eso importa cuando una no sabe qué escribir...

1 comentario:

Carlos Nuñez dijo...

Comadre, bienvenida al fan club.
Pobres y bienaventurados aquellos los que puedan callar con el tìtulo en la frente.