jueves, 22 de enero de 2009

El dolor de elegir

Cuando una elige, por ejemplo, un novio rubio, está evitando que sus vástagos puedan heredar un bronceado de fábrica que solo los negros aportan genéticamente sin complicaciones. Y así un sinnúmero de ejemplos para decir que por elegir irme una semana a Chavón, estoy a punto de tener que rechazar (duele usar ese verbo) el fin de semana en Cabarete y el Dominican Republic World Music Festival en Sea Horse Ranch.

Qué difícil!!!!!!!!!

1 comentario:

Henry dijo...

Bueno , pero chavon.... chavon... Hola Daniela! primera vez que paso por aqui... agregame , henryer1@hotmail.com