jueves, 29 de enero de 2009

El presidente y yo

Hoy nos volveremos a ver. Estaremos de cerca en un mismo salón y, en esta ocasión, no correré tras sus palabras, no tendré que preguntarle nada de ninguna cumbre, ni si tiene el regalo de Margarita para el 14. Solo estaremos compartiendo nuestras grandes pasiones. La mía, la literatura; la suya, el poder. Y compartiremos con gente que vive de los mismos sueños y las mismas necesidades, que no solo de pan y circo vivimos los dominicanos.

1 comentario:

Henry dijo...

Cuidado, que Urbanismo y serpientes no se conjugan, asi que cuidado y mantenle un ojo encima siempre.