martes, 24 de marzo de 2009

Primada de América, tercera en mi corazón

Cada quien tiene sus tres puntos en el mundo.(1) Y su mapa particular de paisajes, colores, sabores, olores. Como deja saber el nombre de este blog, la primera ciudad en mi corazón es ésta donde amanezco todos los días, la de Monumento, coches y sol. El llamado Primer Santiago de América, el domicilio de 30 caballeros que la distinguieron hasta que los valores se mudaron de barrio. La ciudad que me ha visto crecer y a la que he visto mudar de piel, ensanchar sus finales, elevar sus alturas y moldear sus tradiciones. Poco he dicho, y me siento ingrata al no expresar nada digno de la magnitud de la urbe más...(me callo aquí).

La segunda viene dada por la ilusión adolescente concebida y criada en los sábados de francés, quipes y jugo de chinola. Museos, calles, historias, arte y mundo se respiran en París, el mismo de la Piaf y Chanel, de la Torre Eiffel y su Bois de Boulogne (Bosque de Boloña), de sus boutiques, quesos y vinos. La ciudad para morir después de verla, la Meca que he de visitar al menos una vez en la vida, domicilio último a figurar en mi biografía. Ninguna descripción será suficientemente completa, diversa y justa, para la ciudad de luces y amores eternos.

Ahora, la tercera. Y no porque merezca menos, sino porque la conocí y aprendí a quererla después, cuando dejé de ser feliz e indocumentada. Cuando el pan de cada día se empezó a ganar a punta de teclazos y pies de fotos. Santo Domingo de Guzmán, la primada de este continente diverso y nuevo. Con toda la historia que espera ser contada, con el calor marino que nos sofoca, con sus noches de magia colonizante y sus modernidades envidiadas. Con el miedo a preguntar direcciones, con turistas y nativos incluidos, con todo y con nada, con sus negocios y avenidas de mar, con sus gárgolas y leyendas, con sus capillas de ensueño matrimonial y sus ferias de libro, con sus cantantes tentando la suerte. Con tanto, que tres días nunca serán suficientes para conocerte y amarte.



1. En varias revistas de circulación quincenal en el país, siempre se les pregunta a los entrevistados sobre tres lugares en el mundo para ellos.

4 comentarios:

wasarry Say nO MOre dijo...

Santo Domingo transforma las miradas de uno, lo sé lo aprendo a vivir.

También tengo lugares del corazón, espero poder el año siguiente enfilar a uno de ellos; ¿quien sabe verdad?

Afectos!

José D'Laura dijo...

Pues, Santiago, Primado de América, me sobra y me basta. Aquí también se consiguen quesos y vinos, y (acaso lo más importante) se concilia buen sueño, se cosechan buenos amores y la vida late al ritmo de la esperanza.

la pequena arara dijo...

José, tranquilo, que sabemos que no puedes dormir sin ver el Monumento. Yo por mi lado, no podré morir en paz si no veo la Tour Eiffel en el amanecer de algún día.

Es mi derecho, y mi izquierdo también.

la pequena arara dijo...

Waldo, adelante hacia ese lugar del corazón. Uno nunca sabe lo que le espera. Si no sueñas, no puedes llegar a ningún lado.