viernes, 4 de septiembre de 2009

Ares poético XVI

Septiembre, mes maravilloso que pone los últimos puntos suspensivos al año. Frontera entre las clases que ya no tomo y las temporadas laborales de copas y vestidos. Y primer viernes de lucha en esta esquina banquera, postal, franquicia y fashion de Santiago. Un poema perfecto para el 8 de marzo y excelente todos los días y todos los minutos.

Mujer

Soy mujer
con senos
que un día amamantarán otros senos
o serán origen de dolores interminables
y caída lenta de pelo.
Soy mujer
con líneas difusas
un vientre que se abulta cuando me siento
y un ombligo pozo de sabores indescriptibles.
Soy mujer con vagina y vulva
llenas de lo mismo que las demás mujeres.
Soy mujer
con nalgas supuestamente grandes
para llenar pantalones
y ojos y libidos de lejanos y cercanos.
Soy mujer
con piernas anchas y un poco largas
llenas de marcas
de una infancia vivida a pulso.
Soy mujer
con rodillas gastadas de tanto caer de niña
y el corazón herido de tanto caer de adulta.
Soy mujer
con pies sin puentes
para no cruzar nunca
y largos
para sostener el mundo que se agita
al norte de mi cuello.


A Grisbel Medina

2 comentarios:

José D'Laura dijo...

Magistrada: por curiosidad, ¿ha cuantificado los sabores que alberga el ombligo?

la pequena arara dijo...

No he hecho el levantamiento, pero el adjetivo indescriptible le puede dar una idea de la variedad...