martes, 11 de marzo de 2008

8 de marzo

Hoy no es día para festejar siquiera con buen vino o enviar flores. Hoy es el tiempo para avanzar, llegar temprano a casa, vernos al espejo sin temores, desnudarnos de dudas y sonreir por lo que nuestros cuerpos llevan en su interior: más que carne y sangre, almas de mujeres.


A las que día a día se levantan a ser mejores...y a las que debemos intentarlo.

No hay comentarios: