jueves, 20 de marzo de 2008

Homenaje al mar

Si soy el mar, cada ola que fue río guarda su pequeño sabor dulce, su verde caricia de montaña. Toda la sal se mece en mi pelo y mi piel. La marea recorre cada puerto donde intenté quedarme, cada marinero que abracé para siempre. Pero cada viaje de amantes no llegará a ningún puerto. Me robaré el rumor de sus pasiones y ahogaré en viento su lamento de tragedia. Y esperaré, porque soy agua y el agua espera y vuelve. A pesar de que no nos bañamos en el mismo río dos veces: nuevas danielas corren sobre él...

No hay comentarios: