viernes, 7 de agosto de 2009

Ares poético XII

De nuevo celebramos a Venus, luchando contra Ares.


Pendular incierto

Al borde del abismo
pendulamos inciertamente
las alas en alto
y la sangre desbocada
colgados del humo y el vino
luchamos contra el equilibrio
y la gravedad de la roca.

6 comentarios:

José D'Laura dijo...

Magistrada: "Al borde del abismo
colgados del humo y el vino".
Más nada que declarar.

la pequena arara dijo...

En el caso del vino y el humo contra la fuerza de voluntad, el jurado encuentra a la fuerza de voluntad: culpable, de caer en segundo y tercer grado.

Cyd dijo...

En el abismo de la realidad pareciera que todos vamos a fallar.

wasarry Say nO MOre dijo...

Yo tampoco dejaría estas lineas: ¨luchamos contra el equilibrio
y la gravedad de la roca¨.

Una verdadera joya d ela imaginación, o en su defecto de la vorágine del día con día.

Afectos!

W.

la pequena arara dijo...

Cyd, las caídas y los fallos en este caso son buenos.

Hermano Waldo, usted se la llevó y se la trajo. Gracias por los afectos, que son recíprocos. ¿Nos veremos este agosto en las orillas del Yaque?

Marat Fox dijo...

Cuando uno se clava o se lastima con una espina o un tallo o lo que sea, sangra y la herida es profunda, como ese abismo de la embriaguez y como se dice por ahí, parece que en las sábanas las caídas son buenísimas...