viernes, 21 de agosto de 2009

Nueva piel+Ares poético XIV

A partir de hoy, cambiamos de piel. Nuestra esquina se renueva y aunque otros colores la adornen, aunque otros detalles la alegren, sigue siendo la misma. Hecha para quienes como yo transitan las calles de la literatura, el arte, y por qué no, la vida simplemente. Eso seguiremos haciendo.

Y como todos los viernes, aunque al atardecer (y tarde), nuestro poema.

Alguien

Alguien grita mi nombre con sus manos, deja escapar de su boca mis letras personales. Alguien se imagina unos dedos dibujando la espalda que imagina donde está la espalda que poseo. Alguien se duerme con mis labios inventando una frescura ártica en la orilla de una madrugada. Alguien intenta arrullarme cada mediodía alterando la rutina de las tandas laborales. Alguien comparte conmigo su soledad y juega con la luz que entra por mis ojos. Alguien conspira a favor de una noche hacia el sur, de un camino que sabemos no será de mar ni de flores amarillas. Alguien descubre los fantasmas que asechan mis pies. Alguien persigue mi maldad desandando sus huesos. Alguien quiere escucharse con mi voz en las mañanas, saberse atado en mi cuello.

1 comentario:

wasarry Say nO MOre dijo...

Bienvenidos sean los cambios!


Afectos!