jueves, 13 de diciembre de 2012

Maridalia Hernández: La que sabe de amor


Su voz nos enamora y consuela desde hace tres décadas

Para quererla, solo nos ha bastado escucharla en escenarios, emisoras de radio, noches de bohemia… Melodiosa hasta cuando te contesta el teléfono, a pesar de la fatiga que los ensayos de una próxima presentación le ocasionan. Curiosa coincidencia que su carrera iniciase sobre las tablas, en un espectáculo; y mientras esta entrevista se gesta ella actúa en “El Hombre de la Mancha”. Aquella vez fue “Sonido para una Imagen”. “Ambos espectáculos guardan una conexión muy parecida ya que pertenecen al ámbito de música para cine y teatro.” Me pide que la vuelva a llamar el martes porque ya habrá agotado todas las funciones.
Maridalia Hernández Morel ostenta apellidos llenos de arte. No puedo atestiguar que su sangre y la de Yoryi Morel fluyen del mismo rincón, pero sí que su abuelo fue Julio Alberto Hernández, nombre grande entre compositores dominicanos. Y así también le fluye a ella un talento que desde los diez años ha sido formado en diversas instituciones musicales nacionales e internacionales, como su hoja de vida asevera.
No podemos olvidar esa época onírica en la que fundó y participó en el mítico 440, con Juan Luis Guerra. Tampoco se olvida su participación en Viña del Mar, donde el triunfo de “Para quererte” coronó un proceso creativo en el que “además había una gran sinergia artística entre nosotros tres: Manuel, José Antonio y yo”. Y habla de Manuel Jiménez, su cómplice en el disco “Libre”, y durante toda esta carrera musical que ya ha ganado todos los premios habidos en estos dos tercios de isla… Y ella en su humildad se atreve a afirmar que “es más, ahora es cuando uno comienza a merecer el nombre de 'artista'.”
De la ciudad hidalga y monumental emigró para compartir su arte, pero siempre vuelve. Hace pocos días cantó para la Asociación Cibao y cantará también en la tradicional cena del Patronato Cibao de Rehabilitación. Ella, la que sabe mucho, porque sabe y canta de amor.

No hay comentarios: