lunes, 17 de diciembre de 2012

Waddys Jáquez: Artes permitidas


Su primera película: “Una historia llena de personajes caribeños, aguerridos, viscerales y sobre todo sin tapujos ni pelos en la lengua, una historia que puede divertirnos y conmovernos.”

Ha establecido un nombre en el altar de las artes dominicanas. Y ha creado personajes que constituirán leyendas sobre las tablas teatrales. Waddys Jáquez es ese niño que nunca fue “niño genio, sino inquieto y con cosas que decir.” Esas muchas cosas las dice, principalmente, a través de historias que resultan inverosímiles, de tantas realidades que abordan y desnudan.
Mientras conversamos (y este conversar discurre por días entre llamadas y correos), Jáquez dirige “El Mago de Oz”, “Desayuno al Rojo Chino” (de Lenín Comprés) y “El acento neutral”, su obra más reciente. No es casualidad que el éxito y los premios coincidan en su trayectoria profesional. Porque en su labor incesante, el actor y director imprime una pasión persistente, cuyos resultados apreciamos en la sala en cada una de sus puestas en escena.
Hace unos días trajo al Centro León a Pargo y sus pecados permitidos, en una nueva puesta en escena; doce años han pasado desde su estreno. “¿Por qué no?”, se cuestiona el fundador de la compañía teatral The Poisoned Apple (eje legal de su carrera artística). Y él mismo se responde al establecer que estamos ante una nueva generación, “pero el mensaje de la discriminación, el abuso de los unos contra los otros, lo cuesta arriba que puede ser el famoso sueño americano y el despertar de nuestra conciencia sobre quiénes somos y a dónde vamos, creo que se mantiene intacto en esta pieza, lo que hace que conserve su valor.”
Porque esta obra lo puso en el mapa como intérprete, pero su posición se ha ido afianzando, apunta, enfocarse y trabajar y entrenar cada vez más. El éxito que ya decíamos, le llega en forma de premios y reconocimientos que confirman la premisa que cada domingo les repetía a los participantes de un reality show de baile: se valoran los resultados, no los esfuerzos. “La gente no se sienta en las salas de teatro o en las salas de cine para ver ensayos o intentos, se sientan allí para ver el resultado de meses de trabajo y nosotros como artistas debemos de tratar de que ese resultado sea digno.”

No hay comentarios: